Centro Quebrantahuesos

rutas,

Casi un siglo ha tardado este singular buitre en volver a sobrevolar las montañas de Picos de Europa. La caza indiscriminada y los venenos habían acabado con el quebrantahuesos en este hábitat. Pero ahora, aunque muy modestamente, han vuelto a recuperar uno de sus viejos territorios.

Buscando la supervivencia del Quebrantahuesos

Dos ejemplares se han asentado en la vertiente asturiana del Parque Nacional, ocupando los roquedos de la zona del Cares. Allí han construido su nido hasta hasta en tres emplazamientos diferentes, según informaciones de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ). Se trata de una pareja formada por Deva, una hembra cedida por el Gobierno de Aragón y liberada en 2010, y Atilano, un ejemplar procedente del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca, donde nació en cautividad. Atilano se siente atraído por Deva y busca el sustento de la pareja, acompañando a los buitres leonados que buscan ganado muerto; él sabe que depués del festín de los buitres llega el suyo: todos los huesos son suyos. Además se ha observado en esta pareja comportamiento nupcial con varias cópulas, lo que mantiene la esperanza de la reproducción. El programa de recuperación del quebrantahuesos en los Picos de Europa busca el asentamiento estable de la especie en esta zona para favorecer un intercambio continuado de los ejemplares, a través del corredor ibérico-cantábrico, con la población pirenaica. Las previsiones son optimistas, pues se han eliminado los riesgos de antaño con la nueva concepción de la caza. Además las políticas de conservación dan resultados óptimos, tal y como viene sucediendo en los Pirineos en los últimos años.

El Centro “Las Montañas del Quebrantahuesos”

Inspirado y mimetizado en los Picos de Europa, este Centro para la Biodiversidad y el Desarrollo Sostenible pretende ser algo más que un centro de interpretación al uso. Ha sido concebido como un centro de encuentro y diálogo, de puertas abiertas, en el que se fomenta el estudio e interés por las ciencias naturales, promoviendo y desarrollando iniciativas de conservación de la naturaleza y desarrollo sostenible. El hilo conductor de la zona expositiva son estos tres elementos: pastores, montañas y quebrantahuesos. Consta de dos plantas que el visitante puede recorrer de forma libre con una audioguía, o incorporándose a un grupo en los turnos de visita guiada. La visita comienza con un interesante audiovisual que introduce en la formación geológica y biológica de los Picos de Europa. A lo largo de las diferentes salas de la exposición, el visitante puede profundizar en la biología, ecología y etología del quebrantahuesos y sorprenderse con las increíbles adaptaciones de los seres vivos a la alta montaña, descubriendo la importancia de los pastores como generadores de biodiversidad y paisaje. Una maqueta vertical de un cortado calizo domina la zona central de la exposición, reproduciendo a escala natural 30 especies de la flora y fauna de los Picos de Europa. La visita finaliza con un audiovisual que ofrece una visión general de la problemática medioambiental de hoy en día, con la consiguiente capacidad del hombre para seguir mejorando su entorno y conservar las especies aún existentes. El centro cuenta además con un eco-laboratorio en el que se pueden realizar talleres ambientales y un aula de formación para conocer de cerca la naturaleza en los Picos de Europa y los programas de conservación, destacando el Programa de Recuperación del Quebrantahuesos en los Picos de Europa. El Centro se ubica en un entorno envidiable, a las puertas del Parque Nacional de los Picos de Europa, y permite disfrutar de paisajes de montaña, zonas verdes y parques de juegos infantiles.
desdeasturias.com » Museos y Centros Culturales

Deja un comentario